Reseña Adicta a él…hasta que los paparazzi nos separen, de Isabella Marín.

Entre los objetivos de este blog se incluye dar a conocer mi próxima novela, Adicta a él…hasta que los paparazzi nos separen, así que voy a dedicarle esta entrada a dicho proyecto. Allá voy:

Sinopsis:

Bienvenidos al mundo de Nathaniel Black. El Upper East Side de Nueva York, un sitio donde los ricos son escandalosamente ricos y los pobres…, bueno, los pobres se quedan en el lado oeste de la isla. Con fama, fortuna y mucho sex appeal, el chico malo de Hollywood está en la cima del mundo. Consigue lo que quiere, cuando lo quiere, con un simple chasquido de dedos. Y la quiere a ella: Catherine Collins. La chica buena que nunca pierde el control. O eso es lo que ella intenta hacernos creer.

Él es intenso, carismático, a veces retorcido, cruel y malicioso. La peor de las influencias. Pero, pese a todo eso, posee algo magnético y diabólico que la arrastra hacia él. ¿Podrá ella resistirle al constante acoso del hombre más sexy del planeta? ¿O se enamorará de él como millones de mujeres en el mundo entero?

La novela empieza con una página llamada Injurias y calumnias… ¿o no tanto?, en la que famosos periódicos de Estados Unidos cuchichean sobre la escandalosa vida de Nathaniel Black, sus sonadas aventuras con mujeres casadas de las altas esferas de la ciudad, sus continuas detenciones por posesión de drogas, etc. Según la prensa sensacionalista, el chico malo tiene un problema con los paparazzi, a los que les lanza muy a menudo botellas de burbon cuando lo están grabando, es incapaz de serle fiel a su novia, una famosa actriz, y básicamente se lía con todas las modelos que conoce_ tiene una ligera debilidad por los angelitos de Victoria Secret_.

En el capítulo 1 se nos presenta al personaje principal de la obra: Catherine Collins Fitzgerald, posible candidata para convertirse en la asesora de imagen del chico rebelde, descrita por el mismo Nathaniel Black como la señoritinga me-creo-mejor-que-tú-solo-porque-he-ido-a-un-exclusivo-colegio-británico-para-niñas. El personaje femenino, la rica heredera del imperio Collins-Fitzgerald es una joven británica, hermosa, culta, sofisticada, glamurosa y aparentemente superficial. En la primera escena, cuando el novio con él que llevaba dos años, corta con ella por teléfono, sus palabras exactas son: “No es un secreto para nadie que le tenía menos cariño que a mi barra de labios”. Catherine tiene una manera peculiar de enfrentarse a los problemas de su vida: “con dignidad, una larga sonrisa y fingiendo que nunca ha pasado”.

     Ella nunca ha amado a un hombre y piensa ser incapaz de albergar tan nobles sentimientos. Hasta que, en circunstancias muy divertidas_ tras agredir al guardaespaldas de actor_, conoce a Nathaniel Black. La primera vez que sus miradas se encuentran, pasa algo que sorprende a ambos personajes. A pesar de que los dos son incapaces de amar y de sentir, sus pequeños corazoncitos empiezan a bombear sangre con más rapidez que nunca. “Su mirada es hipnótica. Hay en ella algo primario, una mezcla de determinación, descaro y lujuria que, en vez de indignarme, me complace. Nadie, nunca, me ha mirado de esa forma y, si bien soy consciente de que debería aparentar indiferencia, sencillamente soy incapaz de interrumpir el contacto visual”.  (Palabras textuales de Catherine)

Por el otro lado está nuestro chico malo, Nathaniel Black, nueva imagen de los calzoncillos Calvin Klein y el hombre más sexy del planeta según People; una cara bonita que nueve millones de dólares al año. Un malote, rebelde, arrogante, malicioso, burlón, al que le encanta escandalizar la opinión pública americana. Odia a los “elegidos”, que son, según él, los habitantes snobs de su mundo. “La flor y la nata de la ciudad de Nueva York. ¡Menudos gilipollas! ¿Por qué debería preocuparme yo por sus estúpidas opiniones, dime, preciosa? ¡Yo… soy… Nathaniel… Black! Tengo fama, fortuna y mucho sex appeal. Estoy en la cima del mundo y ninguno de estos idiotas me llega ni hasta la suela del zapato.” Claramente la modestia no se incluye entre las virtudes del polémico actor.

Catherine piensa que Nathaniel Black es “El único hombre del que no debo enamorarme y aún así, el único perfecto para mí. Y los dos lo sabemos. Lo supimos en cuanto nuestras miradas se cruzaron por primera vez”. Ella es consciente de que amarle a él la consumiría.  Y no se equivoca, puesto que Nathaniel afirma que lo único que es capaz de ofrecerle es  “el mejor sexo de tu vida. Una relación carnal de alto voltaje, intensa e impactante. Una experiencia como nunca antes habías tenido”.

No, ellos no son buenos el uno para el otro. Pero, a pesar de todo eso, Catherine y Nathaniel empiezan una relación. Intensa. Muy intensa. Problemática y difícil de catalogar. Toxica. Adictiva. Y tan condenadamente difícil de llevar, con tantos flashes, paparazzi, fiestas de etiqueta, rumores maliciosos sobre las escapadas nocturnas del actor, etc.. Encima, ambos son muy orgullosos, vengativos y arrogantes. Secretos que llevan años enterrados conocen la luz, el mal carácter de Black se hace notar una y otra vez con frases como “¿Querías la verdad? Pues agárrate, princesa, porque esto no va a gustarte” o “¡Haces que pierda la puta cabeza! ¿Sabes qué? ¡A la mierda todo!, Catherine saca un lado malo que no sabíamos que tenía y antes de que acabe la novela, nos damos cuenta de que nada es lo que parece.  “Todas las mañanas me coloco una máscara, que me oculta y me protege a la vez. Soy un artista del engaño, preciosa. Y el éxito consiste en que nadie pueda ver lo que se esconde debajo”.

¿Qué os parece?

Ahora mismo está siendo corregida por una correctora, la portada estará hecha en breve y el libro se estrenará este otoño,  en Amazon, tanto en e-book, como el papel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s